Buscar en este blog

lunes, 30 de noviembre de 2009

Termina el curso escolar 2008/09

Llegó el verano, el calor intimida a las nubes, los días se hacen largos, las noches agradables para pasear y conversar…y se nos van acabando los bolígrafos, los borradores están gastados, los libros ya han perdido su olor característico. Mires por donde mires la gente esboza una sonrisa; es la alegría que nos regala el sol, este sol que se derrama en esta tierra de María Santísima como plomo fundido.
Los adolescentes estudiantes que han cumplido con su oficio tienen por delante un período de relajación, de letargo por momentos, y de auténticas vacaciones que se saborean como si fueran únicas. Los otros, los que parecen preferir que el curso dure los doce meses del año, tendrán que resignarse y acudir a las clases de recuperación (o estudiar en casa solos) para recuperar lo que no se ha conseguido aprobar. A estos últimos queremos mandarles desde aquí palabras de aliento y de ánimo, de confianza en que podrán sacarlas adelante.
Y a nosotros, los profesores, nos quedan aún unos días de elaboración de informes y de memorias, de preparación de materiales, rellenar actas y de reuniones. Y, por fortuna, de descanso, de lectura, de cargarnos de energías positivas, de formación y de preparación con un horario mucho más relajado.
FELIZ VERANO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario