jueves, 21 de febrero de 2019

Visita Job Shadowing a Sundsvall (Suecia)

Domingo 27

Después de varios meses de contacto con algunos profesores suecos, ha llegado el momento de poner rumbo a Sundsvall. Esta pequeña localidad, de unos 55.000 habitantes, se encuentra a 380 km al norte de Estocolmo por lo que tardo algo menos de 4 horas en llegar en tren desde la capital sueca. El clima en Suecia durante estos meses es duro, muy duro, pero en Sundsvall llega a unos límites extremos, son las 13:30 y el termómetro marca -13º, lo que unido al viento, que hoy llega desde el Báltico, hace que la sensación térmica sea algo inferior.
 
 

Tras comer y descansar un rato, bajo a la recepción, ya que a las 19:00 viene la profesora con la que voy a hacer el job shadowing: Maria Eurenius.

Puntual como era de esperar, me encuentro con ella y decidimos ir a uno de los pocos locales abiertos un domingo noche en Sundsvall. Desde el primer momento, Maria se muestra muy afable y con muchas ganas de colaborar en esta movilidad, algo que se intuía tras estos meses de contacto a través de email, pero que se confirma al vernos cara a cara, así que se puede decir que lejos de tener un carácter reservado, como podríamos esperar de alguien del norte de Europa, la profesora es bastante comunicativa. Tras dos horas conversando, quedamos en vernos a la mañana siguiente en un gimnasio llamado "Friskis & Svettis".


Lunes 28
El gimnasio se encuentra a unos 3 km del hotel, por lo que me preparo bien para una caminata bajo el frío nórdico. A las 8:30 me encuentro con Maria en el gimnasio y nos dirigimos a los vestuarios para cambiarnos. Esta clase difiere bastante de las habituales porque se da con dos alumnos que tienen necesidades educativas especiales y es una optativa que ellos eligen, pero que se da en este gimnasio llamado Friskis & Svettis y que no pertenece a la escuela, sino que es una ONG en la cual trabajan varios voluntarios ejerciendo de monitores.

Con todo esto, comienza la clase con estos dos alumnos, la profesora, la monitora y yo, que me mantengo al lado observando cómo transcurre. La clase consiste en una hora de ejercicios en la que la profesora y la monitora supervisan en todo momento a los alumnos, de hecho se dividen y es totalmente individualizada.




La clase termina a las 10:00 y Maria no vuelve a tener clase hasta las 12:15 por lo que tranquilamente nos cambiamos en los vestuarios y nos dirigimos a la escuela, que se encuentra a 1'5 km de distancia, así que volvemos andando. Nada más llegar, son varios los profesores que nos encontramos y que amablemente Maria me presenta y saludamos. Tras esto, la profesora me enseña las instalaciones del instituto, primero uno de los dos gimnasios y los materiales, así como una clase en la que hay mesas-pala y bicicletas estáticas. Este gimnasio es bastante pequeño como para albergar a los 30 alumnos que hay en algunas clases, por lo que según me comenta Maria, casi siempre se tienen que dividir.



Tras ver las instalaciones, nos dirigimos a la cafetería para almorzar, son las 11:50, pero rápidamente nos adaptamos a la forma de vida sueca. Los alumnos comen aquí y la comida es bastante sana; tenemos ensalada de pasta y distintos alimentos para combinar y hacer otro tipo de ensalada, como queso fresco, pepino, tomate, lechuga, etc. Luego eligen un plato principal entre dos. Hoy era o pescado en salsa o arroz. Para beber disponen de agua, leche o té, las bebidas azucaradas están prohibidas; por lo que podemos observar cómo la alimentación sana es una premisa que cumplen en la escuela y crean buenos hábitos en los estudiantes.




De 12:15 a 12:40 está programada una clase de 25´que no es otra cosa que la tutoría de Maria con su grupo de referencia. Durante esta hora se exponen algunos de los problemas surgidos en los días anteriores y entre todos tratan de proponer soluciones. Llama la atención que los alumnos están bastante callados, pero sorprende que muchos de ellos andan algo distraídos usando el móvil (en teoría no deben usarlo, pero la profesora les llama la atención) o incluso con los cascos puestos tipo ear pod. Tras discutir varios temas nos dirigimos al despacho y los alumnos quedan solos, pero están trabajando, hablando, pero con la sensación de que están aprovechando el tiempo. Es curioso, pero entre clase y clase los alumnos disponen de descansos de unos 15-20 minutos.
  Después de visitar el edificio Hedbergska y conocer a Pernilla, profesora de Español, volvemos al gimnasio ya que tenemos otra clase de Educación Física. Esta clase abarca desde las 13:50 hasta las 15:20 y es la última del día para todos. Maria comienza dando teoría antes de empezar la práctica. Se colocan los 25 alumnos en los bancos frente al proyector; el silencio es absoluto, no se escucha a un solo alumno hablando, solo para intervenir. La profesora no tiene que mandar a callar a nadie y su voz se mantiene a un nivel agradable, nada forzado.

Al concluir los 20-25 minutos de teoría, se pasa a realizar la parte práctica, los alumnos calientan libremente y se preparan para la parte principal. Destacar que esta hora y media es la única de la que disponen los alumnos para hacer ejercicio en el instituto en toda la semana, lo cual sorprende bastante, y a mi entender, es algo negativo.  

lunes, 18 de febrero de 2019

LA VIDA ES BELLA CON LENGUA DE SIGNOS


Durante el mes de enero se ha estado llevando a cabo, desde Escuela Espacio de Paz, el proyecto "las diferencias nos enriquecen".
Se ha trabajado desde las tutorías diferentes valores a través de la película La Vida es Bella, impartiendo al alumnado talleres sobre la discriminación en el lenguaje, realizando un desayuno solidario. El dinero recaudado se ha donado a una ONG de ayuda a la infancia) y como actividad final se hizo un vídeo de la canción de la película con la participación del alumnado.
A continuación  dejamos el enlace del vídeo:
https://drive.google.com/file/d/15SKo0oSj4tTICM7Nf0ANIW2d0lGTDl6O/view?usp=sharing

jueves, 7 de febrero de 2019

Proyecto de colaboración del IES Pablo Neruda con la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla

El IES Pablo Neruda colabora con la universidad de Sevilla en un proyecto de investigación sobre bacterias no patógenas y beneficiosas para el crecimiento de las  plantas (biofertilizantes), dentro de las actividades relacionadas con el huerto escolar.
 
 
El grupo de investigación 810-181 de la Facultad de Farmacia  lleva  casi una década  investigando   sobre bacterias no patógenas y beneficiosas para el crecimiento de las  plantas (biofertilizantes).  Su utilidad ya se ha demostrado en experimentos de invernadero y está avalada por múltiples publicaciones científicas, pero nunca se han ensayado en experimentos de campo.  Por su parte, el I.E.S. Pablo Neruda de Castilleja lleva varios años desarrollando un proyecto de huerto ecológico como actividad   académica complementaria.
OBJETIVOS
El proyecto INVESTIGANDO JUNTOS propone llevar a cabo una investigación conjunta en la que se van a probar   las bacterias en el huerto ecológico. Se persiguen los siguientes objetivos:
·         Ver el efecto de los biofertilizantes. Bajo la tutorización de    los    profesores     de    ambas instituciones, los   estudiantes sembrarán las plantas, las inocularán con las bacterias - dejando controles sin inocular-   y las cuidarán   durante cinco meses, como hacen cada año en el huerto.
·         Analizar los resultados del experimento.   Al final del      experimento, los    estudiantes     deberán recoger las    plantas y realizar el análisis cuantitativo de los resultados     obtenidos, interpretarlos, discutirlos y presentarlos.
·         Hacer una valoración de la actividad a través de encuestas de satisfacción entre los participantes.
 
·         Dar difusión a la actividad a través de la página web del IES Pablo Neruda, del   Salón   del Estudiante,  la Semana de la  Ciencia, la  Noche de los Investigadores, congresos    de   innovación docente,  etc.

Agradecimiento por las muestras de afecto hacia Rubén Rionda

El IES Pablo Neruda de Castilleja de la Cuesta quiere agradecer a todos los centros educativos de la localidad, así como a la corporación municipal, todas las muestras de condolencia y de apoyo que nos han hecho llegar tras el fallecimiento de nuestro compañero de Educación Física Don Rubén Rionda González. Os hemos sentido cerca.
 
GRACIAS.

martes, 29 de enero de 2019

Hasta siempre, Rubén


El viernes pasado había amanecido un día espléndido, frío, pero soleado, anuncio de descanso, alivio para el cuerpo después de una semana de trabajo. No venimos igual un viernes al instituto.Cansados, sí, pero aliviados todos por lo próximo del descanso e incluso  la diversión del fin de semana. Todo invitaba a la alegría, a la sonrisa, a la distensión... Pero nunca podemos asegurar que lo que queremos que pase vaya a pasar,  que lo que creemos que va a pasar, pasará. La vida nos golpea cuando menos esperamos, cuando no lo esperamos...
Sólo hace unos meses que compartíamos parte de nuestro tiempo y nuestra vida con Rubén, pero lo suficiente para, tras días de trabajo hombro con hombro, tras guardias, recreos , tras risas e incluso algunos cabreos con algunas situaciones del día a día, sentirnos todos desolados, incrédulos, consternados, paralizados...y sobre todo tristes, con esa tristeza rabiosa que provoca la muerte a destiempo, la muerte en la flor de la vida.
Nos hará falta un tiempo para encajar esto, pero debemos hacerlo, debemos cruzar el río de la incredulidad, de la tristeza y la desolación, para llegar al campo de flores del recuerdo feliz, de lo que la presencia de nuestro compañero nos aportó, de su sonrisa, del tiempo que compartimos y vivimos juntos. Eso ya nadie nos lo puede arrebatar y permanecerá por siempre en nuestros corazones. Que el amor y la alegría sean siempre más fuertes que el desánimo, la tristeza e incluso la muerte. 
Descansa por siempre en paz, Rubén, libre ya de todas las tribulaciones de este mundo.
Hasta siempre, querido compañero.
Nunca te olvidaremos.

Despidámoslo con estos versos de un poema tradicional escocés escritos con motivo de la muerte de un amigo:

Puedes llorar porque se ha ido,

o puedes sonreír porque ha vivido.

Puedes cerrar los ojos

y rezar para que vuelva, 

o puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado;

tu corazón puede estar vacío

porque no lo puedes ver,

o puede estar lleno del amor 

que compartiste.

Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el vacío y dar la espalda,

o puedes hacer lo que a él le gustaría:

Sonreír, abrir los ojos, amar y seguir.