Buscar en este blog

martes, 29 de abril de 2014

Intercambio escolar con Roermond (Holanda)



Intercambio Estudiantes con el BC Broekhin de Roermond (Holanda)

(Pulsa en la foto para ver más fotos)


Entre los días 5 y el 13 de abril de 2014 un grupo de 15 estudiantes de 3º de ESO del IES Pablo Neruda, acompañados por dos profesores del centro, Gustavo Aguirre y Guillermo Caballero, llevaron a cabo un intercambio con el instituto BC Broekhin de la ciudad holandesa de Roermond.

Roermond es una pintoresca ciudad de unos 52.000 habitantes, bordeaba por un río, situada en el sur de Holanda. Lo más destacado de su parte monumental son la catedral de San Cristóbal, bombardeada en la II Guerra Mundial y reconstruida desde la mitad para arriba en los años siguientes a la guerra -actualmente es lugar de paso de los peregrinos a Santiago de Compostela y funciona como albergue- y la iglesia Munster- de estilo románico tardío y reconstruida por Piere Cuypers, uno de los arquitectos más famosos de Holanda, nacido y muerto en Roermond, que también construyó el Rijkmuseum y la Estación Central de Ámsterdam.

El viaje desde Ámsterdam a la ciudad de destino (180 km) se hizo en autobús. La llegada al BC Broekhin fue alrededor de las 22 hs; allí esperaban los estudiantes holandeses y sus familias a los alumnos del IES Pablo Neruda. Había muchos nervios por ambas partes; nuestros estudiantes conocían  a una nueva familia con la que convivirían 7 días, se separaban de sus amigos y compañeros de clase, y debían expresarse e interactuar  todo el tiempo en inglés. Los holandeses, por su parte, cargaban con la responsabilidad de “cuidar” a un compañero más pequeño que acababa de llegar al país, estaba lejos de su familia y de su entorno cotidiano. Un verdadero desafío para todos!!

El domingo fue un día de inmersión en la familia de acogida, no hubo una actividad programada para todos, sino que cada uno vivió la experiencia de “un domingo con una familia holandesa”.

El lunes por la mañana se dio la bienvenida al grupo de estudiantes españoles, se enseñaron las instalaciones del instituto y se asistió a clase. Por la tarde, como actividad lúdica, hubo piscina durante tres horas. El martes, después de las clases, hubo un recorrido guiado por un profesor del BC Broekhin por la parte antigua de Roermond.

El día miércoles se realizó la excursión a Maastricht, ciudad de unos 125.000 habitantes, famosa por su universidad y receptora de un gran número de turistas que pueblan sus calles y terrazas. Se hizo una visita guida de las cuevas de San Pedro y  por el fuerte de la ciudad: ambas puntos fueron muy interesantes ya que acercan al visitante a gran parte de la historia de la ciudad. Las cuevas se comenzaron a explotar como recurso minero (margas) quizás en la época romana. A lo largo de los siglos el entramado de túneles que rodea la ciudad creció notablemente hasta llegar a la vecina Bélgica –hubo 200 km de túneles de los que hoy quedan unos 80 km-. Los túneles sirvieron de refugio para la población en numerosas ocasiones en las que fue sitiada (incluida la Segunda Guerra Mundial) y también de ruta de contrabando entre Holanda y Bélgica. En las paredes hay numerosas inscripciones y dibujos de los que pasaron por estos túneles. El fuerte data del año 1701 y fue creado para defender a la ciudad de los invasores extranjeros que han atacado la ciudad en varias ocasiones. Desde lo alto se tiene una maravillosa vista panorámica de Maastricht y del río Mosa.

El jueves hubo dos clases de laboratorio, Biología y Química, donde los alumnos mediante sencillos experimentos pudieron comprobar en Biología la facilidad de trasmisión de la ETS y en Química como depurar aguas contaminadas. Por la tarde noche tuvo lugar la “Cultural Evening” con asistencia de las familias de los alumnos holandeses que acogían a los españoles. La celebración comenzó sobre las 19 y terminó después de las 22 hs. Fue muy amena ya que hubo competiciones, bailes, juegos y degustación de comida típica holandesa y española.

El viernes a las 8 salimos en autobús hacia Ámsterdam.  Después de las fotos de recuerdo frente al Rijksmuseum fuimos al pintoresco Mercado de las flores y desde allí comenzó el juego por equipos consistente en identificar los monumentos más emblemáticos de la ciudad que terminaría 3 horas más tarde en la céntrica plaza Dam.

El sábado después de desayunar paseamos por el tranquilo parque Vondelpark antes de visitar el museo Rijksmuseum, famoso por la colección de arte que alberga. Después se hizo un  paseo en barco por los canales de la ciudad donde se pudo apreciar los coloridos edificios con sus fachadas inclinadas y con su característico gancho en la parte superior para subir objetos de grandes dimensiones.

El día domingo, cansados pero felices por haber vivido una semana tan intensa desde el punto de vista cultural y personal, regresamos a Sevilla. En el aeropuerto tuvimos un cálido recibimiento por parte de las familias de los alumnos participantes el intercambio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario