Buscar en este blog

miércoles, 22 de junio de 2011

Puesta en común del primer año del Proyecto Comenius


Dentro de las actividades del Proyecto Comenius en el que este centro participa durante este curso y el curso 2011-2012, THE EUROPRO(O)F GUIDEBOOK; A PRACTICAL, CULTURE RESISTANT LEARNING APPROACH, dos profesores del Pablo Neruda, Guillermo y Manolo, han acudido a Turín desde el 9 al 13 de junio para realizar la evaluación de la marcha del proyecto y planificar las actividades que se van a llevar a cabo en el próximo curso en Grecia, Alemania y el Reino Unido. Como ya es concocido, los cinco centros de enseñanza que acompañan al nuestro en esta andadura son Bisschoppelijk College Broekhin, de Roermond, Holanda, que es el Centro Coordinador; Dominikus-Zimmermann-Realschule Staatliche Realschule, de Knaben Günzburg, Alemania; Liceo Scientifico Internazionale – Convitto Nazionale Umberto I, de Turín, Italia; The Marches School and Technology College, de Oswestry, Reino Unido; y el 7o ΓΕΝΙΚΟ ΛΥΚΕΙΟ ΗΡΑΚΛΕΙΟΥ, de Giofyro, Heraclión, Creta, Grecia. Hay que decir, en primer lugar, que el esfuerzo en la organización ha sido fantástico, que las cosas han salido conforme a lo previsto, y que las organizadoras, Milfred, Elisabetta, Nadia, Sara, Daniela, se han desvivido para que todos nos sintiéramos como en casa. Y a fe que lo han conseguido. Felicidades por un trabajo bien hecho. Se han puesto en común los trabajos que se han hecho, se han analizado y comentado las actividades llevadas a cabo durante el primer año, se han aportado ideas para incorporar a la página web que mantiene Dimitris, el representante griego, se ha confeccionado de forma conjunta la parte común del informe intermedio que cada centro ha de rendir a su Agencia Nacional, y se han concretado las accciones planificadas hasta mayo de 2012, fecha en que concluye el Proyecto. Como en las ocasiones anteriores, consideramos que este tipo de proyectos contribuyen a dar al centro una dimensión internacional, permite poner en común experiencia educativas entre profesores de diferente nacionalidad, ayuda a comprender el trabajo que se está haciendo en otros países, y da a nuestro alumnado la posibilidad de entrar en contacto con otros jóvenes en sus casas y en sus centros de enseñanza, con otras sensibilidades y otra manera de entender la vida, utilizando como instrumento la lengua inglesa. En fin, creemos que fomentar ente tipo de intercambios enriquece la vida de nuestro centro, de los profesores y de los alumnos que participan en estas experiencias. Han sido tres días de intenso trabajo y poco turismo. A pesar de que las sesiones de trabajo empezaban a las 8:30 y se prolongaban hasta las cuatro de la tarde (la cena a las siete o siete y media), pudimos tener momentos de asueto para contemplar esta maravilla de ciudad, configurada con la estructura cuadriculada del antiguo campamento militar que fue la ciudad Augusta Taurinorum. El primer día subimos a contemplar la ciudad desde el monte donde se encuentra la basílica de la Superga, lugar en el que están enterrados los restos de los reyes de la casa Saboya. Las vistas de Turín desde este lugar llegan a sobrecoger. El día siguiente sábado nos desplazamos hasta la Venaria Reale, localidad a unos siete kilómetros de Turín, con un magnífico palacio, que hasta el año 1961 estuvo en el más absoluto de los olvidos. En ese año comenzó una restauración que se ha prolongado más de treinta años para devolver al edificio y a los jardines una parte de su antiguo esplendor. Ha sido una visita realmente interesante. La tarde del domingo estaba reservada a la visita del centro de la ciudad turinesa, una tarde en la que la ciudad había salido a la calle para celebrar los actos del 150º aniversario de la Unificación italiana. Turín tiene el privilegio de poder considerarse el principio de la Italia unificada. Elisabetta y Daniela se prestaron a hacer de cicerones para mostrarnos la Porta palatina de la muralla romana del siglo I, la catedral donde se venera la sábana santa, la plaza del ayuntamiento, en la que se pueden ver aún los espacios entre columnas que se utilizaban en la Edad Media como lugares de cambio de moneda. Via Garibaldi, que desemboca en la espectacular plaza del castillo con el Palacio Real y el Palacio de la Madama, detrás del cuel se encuentra el palacio de la ópera. Continuamos por la plaza de Carignano, donde se puede ver el palacio del mismo nombre sede del primer parlamento de Italia y en el que se proclamó el Reino de Italia el 14 de marzo de 1861. Después la plaza porticada de San Carlo, que tiene la particularidad de tener en uno de sus lados dos iglesias gemelas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario