Buscar en este blog

martes, 1 de diciembre de 2009

Festival de teatro de Itálica: Lisístrata



Organizada por la profesora de Latín y Lengua, Carmen Vinuesa, hemos realizado una    salida a Itálica con nuestros primeros estudiantes de Latín de 4º de ESO. Alumnos  suyos y de Mercedes Serrano de 2º de ESO se han sumado a esta completa actividad,  que ha consistido en una visita por la mañana a las ruinas de Itálica (termas, casa del  planetario, casa de los pájaros, casa de la Exedra, etc.); a mediodía, llegamos  al monasterio de san Isidoro del Campo, mandado construir por Guzmán el Bueno.  Hemos tenido que entrar en dos grupos de 30 para realizar la visita, conducida de manera muy didáctica por una guía oficial del convento, que sigue siendo de propiedad particular de la familia.

Un buen rato de descanso en la Plaza de la Constitución para reponer fuerzas, y a las 4:30 nos encaminamos hacia el teatro romano, ubicado muy cerca de la carretera. Ya hacían cola allí alumnos de varios institutos de las diferentes provincias de Andalucía, dispuestos a asistir a la representación de una de las comedias griegas más divertidas, Lisístrata de Aristófanes, a cargo del grupo Hypnos del IES Francisco de los Ríos, de Fernán Núñez (Córdoba). Esta escenificación se enmarca en las actividades del Festival de Teatro Clásico que, como cada año, se celebran por los diferentes teatros romanos de la geografía española. El argumento de la obra es el que sigue:
Lisístrata, mujer de gran entereza e ideas claras, ciudadana ateniense, convoca a sus vecinas y les propone mediante un juramento declarar la guerra sexual a sus maridos para que levanten de palabra la guerra con Esparta y se queden todos en casa. Una vez aceptado, unas cuantas mujeres se adueñan de la Acrópolis y otras se retiran. A su vez, las de Esparta deciden otro tanto y viene un heraldo a hablar del asunto. Y una vez logrado el acuerdo, se firman pactos y se pone fin a la guerra, en medio de una gran fiesta final que une a maridos y mujeres en una gozosa reconciliación. En cualquier guerra, en cualquier época, en cualquier país, esta obra habla el mismo lenguaje desprejuiciado del honor, de los géneros, del poder y del sexo como impulsor de la revolución. El mensaje sigue siendo y será el mismo, pisemos el suelo que pisemos.
Álbum de recuerdos:
Itálica

No hay comentarios:

Publicar un comentario