Buscar en este blog

martes, 16 de febrero de 2010

Suerte, Inmaculada




En estos días Inmaculada, nuestra administrativa, ha trasladado su despacho a la Delegación Provincial de Educación. Por eso, sus compañeros del Pablo Neruda hemos organizado una comida para decirle adiós y agradecer su trabajo en beneficio del centro. Estas palabras creo que describen su labor y su carácter:

Siempre con la sonrisa puesta, el gesto amable, dispuesta a la colaboración y a la ayuda, Tú has hecho este centro.
No eres normal… No es normal que una administrativa sea considerada una compañera más.
Llegaste muy joven (eso me han dicho), hemos vivido contigo algunas circunstancias que te han armado por dentro y te han hecho mejor persona, si es que eso es posible.
Tus hijos, incluso, han sido parte de este centro. Dejas, por tanto, mucho detrás, mucho trabajo bien hecho y muchos afectos.
No es casualidad que los mismos alumnos hayan querido despedirse de ti. Has sido casi una madre para algunos que se acercaron a tu mesa para contarte alguna intimidad, algún problema “imposible” para ellos…Es que, Inma, das confianza, y no defraudas.

    • Inma, ingresa esto en el banco”
    • Inma, encarga un cartucho de tinta”
    • Inma, compra un paquete de sobres”
Inma, eres amabilidad y disponibilidad. El no está desterrado de tus labios. Siempre estás dispuesta a escuchar y a conectar la sonrisa.
El Pablo Neruda, y en particular tus compañeros profesores y ordenanzas, te vamos a echar mucho de menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario